¿Todavía no has pensado en las fiestas de navidad para empresas con niños? ¡Pues ya va siendo hora, que las vacaciones navideñas están a la vuelta de la esquina! Es más, si te fijas en el cielo cuando está oscuro, casi casi puedes adivinar la nariz brillante de Ruldolph.

Las actividades para empleados con hijos son una buena manera de estrechar vínculos con el trabajo y más en una época entrañable como la Navidad. Todos sabemos que los niños responden bien a estos eventos, pero es más grande el valor que le dan los propios padres a que su empresa tenga un detalle tan amable como organizar unas jornadas familiares en Navidad, justo la clásica época para hacer piña y estar todos juntos.

¿Qué se puede hacer en las fiestas de navidades para empleados con niños?

festejar-naviddades-niños-empresas

Trucos de magia para los peques: no hay nada que sorprenda más a un crío que la magia. Se quedan embobados, aplauden entusiasmados y les pica la curiosidad que da gusto. Prestarán atención con los ojos abiertos y querrán descubrir los secretos, ya que no se conformarán con un misterio sin resolver. Esta es una muy buena propuesta de entretenimiento infantil.

  • Gymkanas para niños: uno de los clásicos en cualquier fiesta es preparar una serie de pruebas retadoras para que los chiquillos se diviertan superando el desafío. Puede ser una carrera de sacos, llevar el mítico huevo con una cuchara sin que se caiga, resolver un acertijo, repetir un trabalenguas, pasar una fila de aros a la pata coja o… ¡cualquier cosa!
  • Manualidades infantiles: es fácil hacer grandes cosas con poco, pero cuando son las fiestas de navidad para empresa las posibilidades de hacer cosas con las manos se multiplican. Con un monitor que tenga un poco de gracia, ya te montas tu propio taller con los niños y pueden aprender cosas tan útiles como el reciclaje, desarrollar la creatividad y el ingenio o simplemente trabajar sus capacidades motoras. No obstante, lo importante es siempre animarlos.
  • Juegos tradicionales: esta es una de las actividades más entrañables, pues se rescatan juegos para niños que parecen perdidos. No me refiero sencillamente al escondite, polis y cacos, porque esos, al fin y al cabo, aún resisten en los patios del colegio, pero los monitores de empresas tienen un repertorio infinito de juegos para los más peques.
  • Disfraces y maquillaje: pocas cosas hay más apetecibles para un crío que jugar con los disfraces. Una tarde pueden ser un pirata, aunque si estamos en Navidad, ya sabéis que tocan pastorcillos, ángeles y Reyes magos. A las niñas también les gusta sentirse princesas por un día, aunque lo que todos tienen en común es que adoran a los animales y con unas buenas ceras de colores es posible crear una bonita pantera, un terrorífico león o un elegante tigre.

En fin, hay tantas actividades como te apetezca. ¿Sabes ya qué fiestas de navidad para empresas con niños vas a preparar?

[Total:2    Promedio:5/5]