Las vacaciones son para los niños y los adultos el estado ideal, en las que la mayor de las preocupaciones es disfrutar en la playa o en la piscina. Pero como siempre, todo lo bueno se acaba, sobre todo cuando al llegar septiembre nos vemos obligados a preparar la vuelta al cole.

Algunos niños puede que lo deseen, sin embargo, otros pueden verlo como una tortura, por eso, en los últimos días de vacaciones debemos concienciar a nuestros hijos de lo que se avecina. Para ello, debemos efectuar ciertos cambios en los hábitos, rutinas y horarios desde la primera semana de septiembre. De este modo el cambio no será tan brusco y se sentirán preparados cuando llegue el momento. A continuación te dejamos unos pasos para que sepas por dónde empezar.

1. Cambio de horarios

vuelta al cole

En verano, los horarios cambian totalmente para los niños y por lo general tanto se acuestan como se levantan más tarde, incluso los horarios de las comidas son diferentes, las actividades, los talleres. Por este motivo, lo primero que debemos hacer es cambiar el horario unos días antes y poco a poco para que se habitúen. Conseguiremos que al iniciar las clases no se sientan tan cansados y den lo mejor de sí en cuanto a su rendimiento.

2. Prepara el material escolar

vuelta al cole

Para que tu hijo muestre ilusión por volver a la clases debes involucrarlo y hacerle partícipe de las cosas positivas que tiene el cole, como por ejemplo, el material escolar, que podemos preparar con la participación de nuestro niño para hacer la vuelta a la rutina más llevadera.

3. Evita la ansiedad

vuelta al cole

Muchas veces ante tantos cambios y gastos nos mostramos con cierta ansiedad ante nuestros pequeños, que ya de por sí muestran también cierta ansiedad con la vuelta al cole. Debemos ponerle freno a esta sensación dando a nuestros hijos un enfoque positivo explicándoles los beneficios de volver al cole.

Es muy importante que exista una buena comunicación entre padres e hijos. De esta manera podemos hablar con ellos de aspectos como el cambio de horario, el reencuentro con los compañeros y profesores, pero sobre todo transmitiéndoles mucha calma en las nuevas situaciones. Lo mejor es que tus hijos puedan transmitirte sin reservas todos sus miedos y dudas para que los comprendas y apoyes. ¿A qué esperas? ¡Prepara la vuelta al cole!

[Total:0    Promedio:0/5]